Resolución 60-2021 del MTESS. Vuelta a clases presenciales. Justificación a la inasistencia del trabajador por tener un menor a su cuidado.

Estimados:

Con motivo del retorno presencial de las clases, en el día de la fecha se ha publicado en el Boletín Oficial la Resolución 60-2021 del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social que dispone, como lo ha hecho durante el año 2020, una justificación a la inasistencia del trabajador a su puesto de trabajo, por tener un menor a su cuidado, durante los días que el menor no concurra al establecimiento o lo haga en jornadas reducidas.

Los principales aspectos de la norma y nuestros comentarios son:

1)  La norma dictada modifica el artículo 3º de la Resolución 207-2020 del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social.

Dispone que se considerará justificada la inasistencia del progenitor o persona adulta responsable a cargo, cuya presencia en el hogar resulte indispensable para el cuidado del niño en las siguientes situaciones:

  • Los días en que no concurran a clases presenciales en el establecimiento educativo respectivo.
  • Los días que concurran con jornada presencial reducida y no pueda cumplirse la jornada escolar normal y habitual del establecimiento educativo correspondiente.

2) La persona alcanzada por esta justificación deberá notificar tal circunstancia a su empleador y deberá completar una declaración jurada que deberá contener:

  • Los datos del niño.
  • Grado o año que cursa y datos del establecimiento educativo al que concurre.
  • El régimen de presencialidad que se haya dispuesto en esa institución. La declaración de que su presencia en el hogar resulta indispensable para el cuidado del niño, los días en que no concurran a clases presenciales o no pueda cumplirse la jornada escolar normal y habitual del establecimiento educativo.

3) Podrá acogerse a esta justificación solo un progenitor o persona responsable de los cuidados, por hogar.

En tal sentido, la norma no establece un parámetro a utilizar para establecer qué persona a cargo tendrá la justificación, cuando en el hogar haya más de una que lo pueda hacer.

Sería discrecional de cada familia y no del empleador. Esto podría dar lugar a algún cuestionamiento de los empleadores hacia sus dependientes.

4) A lo largo del año 2020 la norma era aplicada por los empleadores, y no solo se justificaba la ausencia, sino que eran abonadas como días trabajados.

Como bien sabemos, no todas las ausencias justificadas del trabajador dan derecho a remuneración. En este caso la norma no lo aclara y tampoco replica lo expuesto en el artículo primero de la Resolución, cuando establece:

«suspéndase el deber de asistencia al lugar de trabajo …., con goce íntegro de sus remuneraciones, a todos los trabajadores y las trabajadoras que se encuentren en las situaciones descriptas en los incisos a); b) y c) de este artículo ….» (mayores de 60 años, embarazadas y grupos de riesgo).

En consecuencia, la norma no es clara y puede dar lugar a diferentes interpretaciones. Se podrá interpretar que se trata de una ausencia justificada (lo que impide por ejemplo sancionar al trabajador), sin que ello sea equiparable a una licencia con goce de haberes.

Lo cierto y concreto es que serán los jueces quienes tengan la última palabra a la hora de interpretar los alcances de la norma.

Quedamos a disposición para aclarar cualquier duda.

Atentamente,

____________________________________________

Mateo Tomás MARTÍNEZ, Abogado Socio