MEMO: Decreto de Necesidad y Urgencia Nº 287/2021; sentencia de la CSJN en la causa 567/2021: “Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires c/Estado Nacional (Poder Ejecutivo Nacional) s/acción declarativa de inconstitucionalidad”; Decreto Nº 155/21 del Jefe de Gobierno de CABA.

1. El Decreto de Necesidad y Urgencia Nº 287/2021, publicado el pasado 1º de mayo dispuso entre otras medidas la segmentación del territorio nacional en función de ciertos criterios epidemiológicos, y específicamente en relación a la actividad educativa, lo siguiente: ARTÍCULO 13.- CLASES PRESENCIALES. Se mantendrán las clases presenciales y las actividades educativas no escolares presenciales en todo el país, salvo las excepciones dispuestas en el presente decreto o que se dispongan, dando efectivo cumplimiento a los parámetros de evaluación, estratificación y determinación del nivel de riesgo epidemiológico y condiciones establecidas en las Resoluciones Nros. 364 del 2 de julio de 2020, 370 del 8 de octubre de 2020, 386 y 387 ambas del 13 de febrero de 2021 del CONSEJO FEDERAL DE EDUCACIÓN, sus complementarias y modificatorias. En todos los casos se deberá actuar de acuerdo a los protocolos debidamente aprobados por las autoridades correspondientes. Los Gobernadores y las Gobernadoras de Provincias y el Jefe de Gobierno de la CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES, según corresponda, podrán suspender en forma temporaria las actividades presenciales, conforme a la evaluación del riesgo epidemiológico, de conformidad con la normativa vigente. Solo en caso de haber dispuesto por sí la suspensión de clases, podrán disponer por sí su reinicio, según la evaluación de riesgo. El personal directivo, docente y no docente y los alumnos y las alumnas -y su acompañante en su caso-, que asistan a clases presenciales y a actividades educativas no escolares presenciales, quedan exceptuados y exceptuadas de la prohibición del uso del servicio público de transporte de pasajeros urbano, interurbano e interjurisdiccional, según corresponda y a este solo efecto, conforme con lo establecido en las resoluciones enunciadas.

2. Adicionalmente, para las zonas declaradas “en situación de alarma”, dispuso: ARTÍCULO 22.- SUSPENSIÓN DE CLASES PRESENCIALES: En los aglomerados urbanos, departamentos o partidos que se encuentren en situación de Alarma Epidemiológica y Sanitaria queda suspendido el dictado de clases presenciales en todos los niveles y en todas sus modalidades, durante la vigencia del presente decreto. Queda exceptuada de la suspensión de las clases presenciales, la escolaridad de estudiantes de la modalidad de educación especial, en acuerdo con sus familias, y, asimismo, se deberán arbitrar los medios para cumplir con los apoyos y el acompañamiento educativo de los y las estudiantes con discapacidad.

3. Se advierte una diferencia con lo dispuesto en el anterior DNU 241/21, que específicamente había ordenado la suspensión de las clases presenciales en el área denominada “AMBA”, que incluye a la Ciudad de Buenos Aires, decisión que fue resistida por el Gobierno de la Ciudad. La norma ahora vigente tiene una mayor apariencia de neutralidad, porque sería aplicable a un mayor número de lugares.

4. A raíz del dictado del anterior DNU 241/21 se había suscitado un conflicto de competencias entre la Nación y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, acerca de quién podía resolver la modalidad del dictado de clases. Ese conflicto ha sido zanjado por la Corte Suprema de Justicia en su sentencia de la fecha (4 de mayo) al resolver la causa 567/2021, “Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires c/Estado Nacional (Poder Ejecutivo Nacional) s/acción declarativa de inconstitucionalidad”. En esa sentencia y con toda claridad y sin disidencias, la Corte Suprema afirma que es competencia de las provincias, incluyendo la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la decisión acerca de la modalidad del dictado de clases.

5. Esta decisión es importante, porque expresamente la Corte señala que se refiere no únicamente al DNU 241 sino que fija una pauta interpretativa general y para el futuro; y por eso mismo es aplicable no solamente a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires sino al conjunto de las provincias.

6. Por lo tanto, en lo que específicamente se refiere a la Ciudad de Buenos Aires la norma aplicable será en este momento el Decreto 155/21 del Jefe de Gobierno, que dispone: a. “la continuidad de las clases presenciales para nivel inicial, incluyendo jardín maternal, nivel primario y la modalidad especial, en todos los establecimientos educativos de gestión estatal y privada de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”, b. “de manera excepcional, a partir del 3 de mayo del 2021 y hasta el 21 de mayo del 2021, ambos inclusive, que los establecimientos educativos de nivel secundario de gestión estatal y privada deberán implementar una modalidad combinada de dictado de clases presencial y remoto”, c. En el mismo período, “la forma de cursada exclusivamente remota para la modalidad de jóvenes y adultos, y para todos los establecimientos y centros educativos de nivel superior, formación profesional y educación no formal, de gestión estatal y privada de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”, sin perjuicio de permanecer abiertos los establecimientos para tareas administrativas, y del “desarrollo de prácticas formativas y profesionalizantes correspondientes al último año de las carreras relacionadas con el campo de la salud y el último tramo de las carreras de formación docente”.

7. La sentencia de la Corte Suprema contiene diversas consideraciones de mucha importancia, al subrayar la relevancia del derecho a la educación, y la importancia de respetar el régimen federal y fundamentalmente las normas constitucionales que están llamadas a regir no sólo en tiempos “normales” sino especialmente en la emergencia, que no otorga al Gobierno Nacional más competencias que las que ya tuviera antes de ella.

8. En lo relativo a las relaciones laborales, el DNU Nº 287/2021 mantiene, durante su plazo de vigencia, los siguientes aspectos: a) el fomento del teletrabajo para aquellos colaboradores que puedan realizar su actividad laboral bajo esta modalidad; b) garantizar las condiciones de higiene y seguridad establecidas por la autoridad sanitaria para preservar la salud de los trabajadores; c) La prohibición de reunión de personas para momentos de descanso, esparcimiento, comidas, o cualquier otro tipo de actividad en todos los ámbitos de trabajo, que se realice en espacios cerrados sin el estricto cumplimiento de la distancia social de 2 metros entre los concurrentes y sin la ventilación constante y adecuada de todos los ambientes; d) la suspensión del deber de asistencia al lugar de trabajo para las personas alcanzadas por los términos de la Resolución Nº 207/20 MTEySS (sus prórrogas, complementarias y modificatorias y las que en lo sucesivo se dicten). Los trabajadores dispensados continuarán recibiendo una compensación no remunerativa equivalente a su remuneración habitual, neta de aportes y contribuciones al Sistema de Seguridad Social. Los trabajadores y los empleadores deberán continuar efectuando sobre la remuneración imponible habitual los aportes personales y las contribuciones patronales correspondientes a la Obra Social y al INSTITUTO NACIONAL DE SERVICIOS SOCIALES PARA JUBILADOS Y PENSIONADOS -INSSJP- (Leyes Nros. 19.032, 23.660 y 23.661).

____________________________________________

Mateo Tomás MARTÍNEZ 
NAVARRO FLORIA, LOPRETE & ASOCIADOS

Abogados
Socio